Depresion mayor

La depresión mayor es un trastorno del estado de ánimo que se caracteriza por la aparición de uno o varios episodios depresivos de mínimo dos semanas de duración, y presenta un conjunto de síntomas de predominio afectivo (tristeza patológica, apatía, anhedonia, desesperanza, decaimiento, irritabilidad, etc.). Sin embargo, también suelen estar presentes síntomas de tipo cognitivo, volitivo y somático durante su curso.

Jueves, 08 de marzo de 2018

Así pues, las personas que presentan depresión mayor no están simplemente "tristes", sino que tienden a mostrar una extrema falta de iniciativa para hacer cualquier cosa, así como incapacidad para estar alegres y sentir placer, fenómeno que se conoce como anhedonia. También experimentan otros problemas tanto físicos como psicológicos que dañan significativamente su calidad de vida.

Por otro lado, la depresión mayor también afecta a cómo se piensa y se razona. En general, la falta total o parcial de motivación hace que las personas que han entrado en una crisis de este tipo parezcan ausentes y no tengan ganas de hacer nada, ni siquiera pensar mucho (lo cual no significa que presenten discapacidad mental).

El cuadro depresivo mayor puede dividirse en leve, moderado o grave, y suele tener su inicio durante la adolescencia o la adultez joven. El individuo que padece esta condición puede experimentar fases de estado de ánimo normal entre las fases depresivas que pueden durar meses o años.

Por otro lado, la depresión mayor es un tipo de depresión unipolar, es decir, que no presenta fases de manía (lo cual la diferencia de la bipolaridad), y el paciente puede tener problemas muy serios si no recibe el tratamiento adecuado.
Síntomas frecuentes

Según la quinta edición del Manual Diagnóstico Estadístico de Trastornos Mentales (DSM-V), para el diagnóstico de la depresión mayor, el sujeto debe presentar cinco (o más) de los siguientes síntomas durante el periodo depresivo (al menos dos semanas).

Éstos deben representar un cambio respecto a la actividad previa del paciente; y uno de los síntomas debe ser (1) estado de ánimo depresivo o  pérdida de interés o de la capacidad para sentir placer.

    Estado de ánimo depresivo la mayor parte del día, casi todos los días
    Pérdida de interés en las actividades que antes eran gratificantes
    Pérdida o aumento de peso
    Insomnio o hipersomnia
    Baja autoestima
    Problemas de concentración y problemas para tomar decisiones
    Sentimientos de culpabilidad
    Pensamientos suicidas
    Agitación o retraso psicomotores casi todos los días
    Fatiga o pérdida de energía casi todos los días